logopngdes.png
  • Whatsapp

Av. Callao 569 - Cuerpo 1 - Piso 2 - CABA

Teléfono: 2001-3317

cooperativadelaimagen@gmail.com

                      

Ante la emergencia sanitaria y para sumarnos a los cuidados que debemos tener, a partir del 18/3 atenderemos únicamente vía online, hasta nuevo aviso. 


Seguimos tomando inscripciones para los talleres de abril. 


Hasta el 31/3 extendemos el descuento del precio en efectivo para quienes reserven por transferencia o depósito bancario.


Mira los horarios y programas aquí

Verano del 70

por Gustavo Cingolani

 

Ciento catorce milanesas y sabes cómo lo supimos, porque la tía las contó y dijo: Hay ciento cuatro, faltan diez.  Eran las que nos habíamos afanado nosotros. Ni locos íbamos a salir de atrás de la carpa. Nos quedamos callados hasta que se calmó la bronca y mi viejo y mis tíos empezaron a bajar los tablones para armar la mesa. Entonces salimos corriendo para el mar. Mi hermana y mis primas no, ellas tenían que ayudar. Cuando nos llamaron a comer, la tía seguía protestando por las milanesas que le habían faltado pero ya nadie le daba bola. Comimos a la sombra, debajo de las carpas. Después de comer nos fuimos a tirar atrás de los médanos. Hablamos un rato hasta que decidimos volver al agua. Mis primas terminaban de levantar la mesa. Los grandes dormían la siesta. Mi mamá jugaba con mis tías a la canasta. Cuando bajó el sol alguien empezó con lo de la foto. Una foto todos juntos, traigan a los chicos. El desorden era incontrolable hasta que mi viejo pegó cuatro gritos y todos empezaron a ocupar el lugar donde los mandaban. Yo no la vi venir. Me agarró de atrás. Mientras me llevaba casi colgado retorciéndome la oreja, la tía me dijo: Te crees que no sé que fuiste vos el que me robó las milanesas. ¡Qué milanesas!, dije yo. Vos sabes bien que milanesas y me soltó justo en el lugar que me correspondía.

 

Verano del 70 Los más chicos sentados en la arena. En las sillas, las mujeres y atrás, parados, los hombres. Veraneábamos todos juntos