La Fefo 2020

muestra virtual

LO  ANIMAL 

Francisco Provedo

Lo Animal

 

Dicen que vieron un animal, un puma, un gato medio extraño, o un zorro. Lo vieron una vez pasar, vieron su huella, o mató a alguna oveja y dejo la evidencia. Lo vieron casualmente, casi sin posibilidad de volver a verlo, como si fuese una visión más que un hecho. 

 

Me interesa el carácter esquivo que se da en el encuentro con animales salvajes y a su vez en lo esquiva e infrecuente que suele ser la representación de esos encuentros, o de la vida de esos animales. Como si estuviésemos intentando mostrar algo que no nos da lugar a ser representado. 

Llego a relacionar esto con la necesidad de los animales de sobrevivir en su medio. Tal vez nuestra dificultad para encontrarlos sea el umbral que nos separa como especie de todos ellos, y nos condena a una distancia insalvable, por no ser parte de esas lógicas que los guían desde el principio de los tiempos. 

 

Los intentos por acercarnos a entender la vida de estos animales no dan cuenta de lo animal, y con plena conciencia de esa idea me gusta jugar a probar los límites de la visión y el encuentro con el animal, sabiendo siempre que es un imposible, y que su representación no es más que un recuerdo vago, un “lo vi pasar por tal lugar, escuché algo”, puedo aproximarme al animal, pero lo animal siempre se escapa.

Sobre el procedimiento de Fotografiar con Cámara trampa

 

Las imágenes de la serie Lo Animal son tomas directas de cámaras trampa. Las cámaras trampa son cámaras fotográficas digitales automáticas que tienen un sensor de movimiento y temperatura (sensor PIR)  que obturan al pasar por delante algo que genere movimiento y/o un cambio de temperatura ambiente. No hay personas en el momento de la toma.

Las imágenes nocturnas de esta serie son infrarrojas: la cámara obtura en oscuridad total y no emite luz ambiente visible, por lo cual no molestan – en casi la mayoría de los casos- a los animales que están pasando por delante. Las mismas las dejo atadas en algún tronco o piedra, y las voy a visitar cada tanto. 

 

En el proceso de trabajo descubrí que al intentar llevarlas al laboratorio analógico como negativo, me encontré con algo que me llamaba la atención por demás. Se ponían más extrañas y marcaban mejor esa distancia que yo siento que nos separa de esas otras cosas que son los animales salvajes. 

 

¿Necesita el mundo que lo observemos para poder existir?

 

 

Tengo una cuenta de Instagram donde recopilo videos y fotos de estas cámaras en la Patagonia @camarastrampapatagonia