FOTÓGRAFO DE LA SEMANA

 

Yulia  Taits 

“Recibí muchos comentarios de la gente, muchos de ellos eran personas con albinismo. Decían que mi proyecto es tan poderoso y que los hace sentir hermosos y seguros de la forma en que son. Esta es la razón principal por la que decidí continuar y crear imágenes más hermosas ".

Diseñadora gráfica y fotógrafa ruso-israelí, nació en Rusia, vive en Bat Yam, en las afueras de Tel Aviv, Israel. Lleva una amplia experiencia en el campo del diseño. 

A medida que desarrollaba su carrera, rápidamente adquirió experiencia en manipulación de fotografías y retoque de imágenes profesionales. 
Sin embargo, en el proyecto que más reconocimiento le ha dado, Porcelain Beauty, no utiliza el retoque digital.

Ha trabajado asociada con canales de televisión, periódicos, revistas y fotógrafos israelíes. 

Hace ya tres años decidió dar un giro a su profesión y comenzó a fotografiarse. 
Se enamoró de los conceptos de lo que se necesita para capturar hermosas obras de arte a través de la fotografía, como la planificación, la búsqueda de la ubicación perfecta y la iluminación en el desafío de ser creativa. 
Una vez tomadas las fotos, realizó una selección eligiendo las mejores y utilizó sus habilidades con Photoshop para crear una imagen casi perfecta y única, lo que le ha permitido establecerse profesionalmente en el campo de la publicidad y en el retrato de niños y embarazadas.

Para su proyecto más reciente y que le ha otorgado un reconocimiento internacional, decidió que la realidad supera la ficción y no necesitaba retoques digitales. 
Atraída por la particular e hipnótica belleza de las personas albinas, le ha dado vida a una serie de escenas mágicas en las que demuestra que el blanco está lejos de ser un sólo color. Su belleza única la hipnotizaba. 
Tan pura e increíble para ella, que parecía como si estuviera tomada en un mundo de fantasías y leyendas de cuentos de hadas. Y al final se atrevió a realizarlo, con un gran resultado y reconocimiento mundial.

1/6